Bypass gástrico

 

¿Qué es un bypass gástrico?

La cirugía de un bypass gástrico es un tipo de cirugía bariátrica. Su objetivo es reducir la ingesta de alimentos y/o calorías del paciente mediante operaciones en el sistema digestivo superior (el estómago), que afectan física y psicológicamente el enfoque de la comida del paciente.

 

Un bypass gástrico divide el estómago en dos “bolsas” y conecta la bolsa superior más pequeña directamente con el intestino delgado, permitiendo que los alimentos “eviten” gran parte del estómago. Esto significa que el estómago absorbe menos calorías y, debido al espacio más pequeño, el paciente se siente lleno más rápido. Como consecuencia, comerá menos.

Chica mostrando la tripa y midiendo la reducción - bypass gástrico - by Top Doctors
El bypass gástrico se utiliza normalmente para
perder peso en pacientes con obesidad mórbida

 

¿Por qué se emplea un bypass gástrico?

El bypass gástrico se utiliza para tratar una gran variedad de afecciones que requieren que el paciente coma menos o reduzca la ingesta de calorías. Se utiliza comúnmente como tratamiento para perder peso, para la obesidad mórbida, aunque la cirugía es rara vez la primera opción, ya que las operaciones importantes conllevan riesgos y pueden ser caras, de manera que intentar perder peso haciendo ejercicio y aplicar cambios en la dieta suelen ser los primeros pasos a seguir. Si esto no ayuda al paciente a perder peso, el especialista podría considerar las opciones quirúrgicas, como el bypass gástrico.

 

Otros motivos que podrían requerir un bypass gástrico podrían ser una Diabetes tipo 2, pacientes con apnea obstructiva del sueño e hipertensión.

 

El promedio, tras una cirugía de bypass gástrico, es una pérdida de peso del 60% de su sobrepeso. Algunos estudios han demostrado que también se reduce significativamente el riesgo de intolerancia a la glucosa (IGT), que progresa a diabetes tipo 2.

 

¿En qué consiste?

Con el bypass gástrico la cantidad de alimentos que un paciente puede comer está limitada, al crear una pequeña bolsa en la parte superior del estómago y dividirla del resto del órgano. Esto se puede hacer creando una partición (con el riesgo de que el estómago se curve y vuelva a su función preoperatoria), o bien separando totalmente las dos partes. El intestino delgado se reconstruye, de manera que ambas partes del estómago drenan en él, en vez de que solo ocurra desde el fondo del estómago.

 

La cirugía suele realizarse de manera laparoscópica, es decir, se realizan pequeñas incisiones para insertar una cámara pequeña y un equipo quirúrgico especializado para llevar a cabo la operación sin necesidad de hacer grandes incisiones en el paciente.

 

Preparación para un bypass gástrico

No es necesaria ninguna preparación específica para someterse a un bypass gástrico. En cualquier caso, será el especialista quien recomiende al paciente si tiene que llevar a cabo algún procedimiento específico por su condición.

 

Cuidados tras la intervención

Si la cirugía de bypass gástrico se lleva a cabo por vía laparoscópica el paciente puede permanecer en el hospital durante 2-3 días y se recuperará por completo en unas 3-5 semanas. Si la operación se realiza con cirugía abierta el proceso de recuperación será más largo.